x 

El suelo

GUIA DIDACTICA CITRICULTURA – Capitulo 4: El Suelo

Con el paso del tiempo la roca madre, que se encuentra a gran profundidad, va descomponiéndose debido a los agentes atmosféricos, físico-químicos y biológicos. A este proceso de descomposición se le llama meteorización. Esta reducción de masa pétrea será la que, con ayuda de la erosión, ira formando el suelo. Los efectos erosivos tienen lugar como consecuencia de tres grupos de fenómenos: los de carácter físico (cristalización de hielo en grietas o cambios de temperatura), los de tipo químico (hidrolisis de minerales o cristalización de sales) y los de tipo biológico (bacterias, líquenes o las raíces de plantas). Por ese motivo, cuanto mas nos acercamos a la superficie, se observa cada vez menos roca, ya que esta ha sido alterada con el paso del tiempo.

perfil de suelo

Comportamiento del suelo en cítricos


Dependiendo de la zona geográfica tendremos unos suelos más húmedos, calizos/ácidos o compactos que otros. El suelo es de vital importancia porque es el enlace entre los factores bióticos y abióticos y se le considera un hábitat para el desarrollo de las plantas. Las plantas utilizan el suelo como medio de sujeción, y se desarrollan alimentándose de los nutrientes que este le brinda. Un suelo para su perfecto estado y sostenibilidad debe estar en equilibrio con el medio, y eso implica, que este bien drenado.  Las partículas que componen un suelo forman poros entre ellas, y serán en estos espacios donde se almacenera el agua o el aire. Hay suelos con poros más grandes que otros, por ejemplo, un suelo arenoso, al ser la arena una partícula más grande que, por ejemplo, la arcilla, esta primera dejará pasar el agua más fácilmente y con mayor rapidez que en un suelo arcilloso. Otro factor importante es el pH de un suelo, ya que la ausencia o presencia de muchos de los elementos esenciales que necesita la planta dependerá, entre otros, de esto.  Para una fertilidad perfecta del suelo se requiere un pH neutro, o al menos lo mas cercano posible (entre 5,5 y 8).


Para que la planta pueda desarrollarse correctamente se necesita un suelo profundo. Cuanto más suelo tengan las raíces para extenderse sin limitaciones, más tamaño alcanzaran las plantas. También es importante tener un suelo bien aireado y mullido, ya que así tenemos unos suelos con porosidad, que será vital para que la planta respire y el suelo drene con mayor facilidad. Esto implica tener un suelo bien equilibrado en tamaño de partículas, ni muy arcilloso, ni muy arenoso. Esto permite al suelo ser capaz de retener el agua y nutrientes, y drenar correctamente.


En muchos casos la aplicación de materia orgánica constituye una aportación muy beneficiosa, ya que beneficia la fertilidad del suelo, así como la mejora de la aireación y estructura del suelo. También ayuda para la proliferación y actividad de microrganismos beneficiosos del suelo.


Un suelo desnudo (sin cubierta vegetal), al estar poco protegido, los agentes climatológicos lo dañaran con mayor facilidad que a un suelo con cubierta vegetal. La cubierta vegetal protege del sol, tiene la capacidad de retener agua y los protege de la lluvia y la escorrentía. Por ello es conveniente, en algunos casos, proliferar algún tipo de mala hierba que cumpla con lo mencionado. El inconveniente de tener todo el suelo cubierto es que no te permite ver a través de él, y por tanto se convierte en un problema cuando el control de tuberías (riego localizado) y el uso del tractor es frecuente (control de plagas etc…).

Boletín

Suscríbase para estar informado
Solo enviamos temas de su interés

Contacto

  • Frutas Serrador S. L.
  • info@comenaranjas.com
  • 608 800 337 - WhatsApp