x 

La calabaza

Origen y evolución de la calabaza

 

La calabaza se cree originaria de América del Norte. La prueba más antigua que demuestra que existieron en México data de entre 7000 y 5500 años antes de Cristo.  Existe una gran variedad de formas de calabaza, desde más redondas hasta más alargadas, además también difieren en el tamaño y el color entre ellas. Suelen pesar entre 2 y 8 kg, aunque existen especies como la C. máxima que puede llegar a pesar más de 34 kg. El color típico de las calabazas es el naranja, debido a su pigmentación característica. Una de las variedades más conocidas es la Cucurbita pepo, que es redonda, con piel lisa, ligeramente acanalada, y de color amarillo/naranja. Se cultivan en cualquier parte del mundo, ya que se trata de un vegetal muy popular. Se cultiva tanto para consumo animal como humano, y se puede plantar con motivos ornamentales igualmente. Los mayores productores en el mundo son Estados Unidos, México, India y China.

El cultivo de las calabazas

 

Requieren de clima cálido que normalmente se siembra a principios de julio. Las condiciones idóneas para su mantenimiento son alrededor de 15 grados centígrados, y puede sufrir a causa de temperaturas frías (es vulnerable a las heladas) y de deshidratación (necesita un mínimo de agua para sobrevivir), por lo que los suelos arenosos o un mal drenaje afectaran a sui desarrollo.

La calabaza tiene la particularidad que es capaz de regenerarse con rapidez a causa de una caída fuerte de hojas o de algún tipo de daño. Producen tanto flores masculinas como femeninas,  siendo la abeja su mayor aliado ya que cumple un papel fundamental en la polinización.

 

Las calabazas en la cocina

 

Para cocinar las calabazas es un producto muy utilizado debido a su gran versatilidad. Una de las ventajas de la calabaza es que no se desaprovecha prácticamente nada, incluyendo la cascara carnosa o las semillas. Cuando madura la calabaza puede hacerse hervida, al horno o al vapor. Por ejemplo, en América del Norte es tradicional tomar puré y sopa de calabaza, es algo muy típico. Además a menudo en países como Estados Unidos, Europa o China, se comen las semillas asadas como aperitivo. En Oriente Medio la calabaza se utiliza para platos dulces, como por ejemplo el halawa yaqtin. En el sur de Asia, como la India, la calabaza se cocina con mantequilla, azúcar y especias. En China las hojas de la planta se consumen como verdura cocida o en sopas. En países como Australia o Nueva Zelanda se asa junto a otra clase de verduras. En países como Japón hay algún plato salado que lleva calabaza, dándole un sabor característico.

 

En definitiva, la calabaza se utiliza de muchas maneras, y basta con visitar cualquier país del mundo para conocer sus distintas aplicaciones en la cocina, un  producto universal, fácil de producir, barato y saludable.

calabaza clasica

 

La semilla de calabaza, también conocidas como pepitas, son semillas pequeñas, planas y verdes. La mayoría están cubiertas por una cascara blanca y en muchos países se venden como comestibles. Un producto muy solicitado es el aceite de calabaza, aceite que se obtienen a partir de las semillas tostadas.  Suele mezclarse con otro tipo de aceites debido a su robusto sabor, dándole un toque único y especial.

 

Por lo tanto es muy  conveniente consumir calabaza debido a la cantidad de mejora que puede aportar a nuestro organismo, ya que puede influir favorablemente en los niveles de insulina y glucosa. Actualmente se sabe que causa reducciones significativas de glucosa en la sangre, colesterol u triglicéridos.

Boletín

Suscríbase para estar informado
Solo enviamos temas de su interés

Contacto

  • Frutas Serrador S. L.
  • info@comenaranjas.com
  • 608 800 337 - WhatsApp