x 

La mandarina Clemenvilla

La Mandarina Clemenvilla

La Clemenvilla es un hibrido de la mandarina fina con el tanguelo (una especie de cítrico). El fruto es de gran tamaño en comparación con otra clase de mandarinas, teniendo esta la piel muy brillante y fina, además de un color intenso.


Tiene consistencia maciza, de piel dura  y color rojizo. A diferencia de la clemenules esta es más difícil de pelar, ya que la piel queda bien sujeta a la pulpa y es más dura.

Su pulpa es particularmente aromática y tiene una relación azúcar/acido bien equilibrada que la hace especialmente única. Contiene mucho zumo y puede contener alguna pepita en su interior (al tratarse de un hibrido). Una de sus principales características es su esplendida conservación.

Su mes óptimo de recolección es enero, y se recolecta hasta febrero más o menos. La Clemenvilla rompe con el tipico gusto de clementina que ha habido en el mercado desde octubre. El consumidor, desde octubre, acostumbrado a una mandarina facil de pelar y muy dulce, rompe con esta mandarina que es dificil de pelar y tiene esa pizca de acidez y aroma que la hacen caracteristica. Habrá gente que no le guste y a otros si, todo depende de lo que prefiera el consumidor.

Boletín

Suscríbase para estar informado
Solo enviamos temas de su interés

Contacto

  • Frutas Serrador S. L.
  • info@comenaranjas.com
  • 608 800 337 - WhatsApp